domingo, 17 de enero de 2010

Primera Etapa: Aciertos y Yerros.

Hola gente, ya les estoy escribiendo desde un cyber en Pumamarca, a escasos metros del Cerro de los Siete Colores. En un ratito salgo de acá digitalizar el recuerdo y sigo paso a Chile, que me restan unos 500km.

A los Hechos:

El viaje lo empecé más tarde de lo esperado, terminé saliendo a las 7.30 respecto a las 4.30 que tenía planeado originalmente. Luego de llenar el tanque de combustible, partí con dirección al norte usando la Panamericana. Un terrible accidente provocado por la lluvia, la imprudencia y la impericia…, fue la bienvenida a semejante travesía. Otra demora allí, y eran las 8.30. Visiblemente cansado, paré a dormir en Campana. Fue una hora de descanso prácticamente milagrosa. Seguí viaje, y poco de llegar a San Pedro (250km), una Idiotez de mi parte hizo que rompa el estereo. Soy un salame. Me lo compré para el viaje y lo rompo antes de empezar…. Que vena me agarré, era la segunda que me mandaba en un solo día (la primera era olvidarme unos alfajorcitos de maicena que me habían preparado para la ocasión, con lo que me gustan!!!), cuestión que el estereo me hizo desviar a Rosario para buscar un técnico. Cuando logré encontrar una casa de autoradio, el buen hombre me dijo que al meter 2 cds en la compactera, seguro dañé el laser… (no me había percatado que tenía un cd y mandé otro…). Defraudado por la situación continué viaje. La Avenida de Circunvalación está en reparación, así que se registran grandes demoras y eventualmente posibles accidentes por frenadas bruscas.

Seguí viaje hasta Sunchales (Santa Fé), allí realicé la primer carga de combustible y compré un par del energizante negrito.. Lo importante, había gastado 36 litros de Diesel y por 113 pesos volví a llenar en tanque. Rotonda y continuar por la misma ruta (34) (cuando regrese actualizo con mapa). Paso por una coqueta Rafaela (ciudad modelo para la administración Fernández). Y sigo hasta Santiago del Estero donde volví a cargar Diesel en “Pozo Hondo”, tras una terrorífica recta interminable en la llanura santiagueña. Sin más compañía que una radio AM que hablaba sobre la virgen maría. Por un instante pensé en tirarme en plena marcha. Sólo por un instante.

Habiendo cargado en Pozo Hondo, casi la despedida de Santiago, tomé por la ruta 9 ya estando en Tucumán. En esta ruta el auto se comportó inestable los primeros 50km. Debido a que la cinta asfáltica, aunque nueva, no ofrecía un buen “grip”. Desde ya que en días de lluvia esa ruta resbaladiza. Lo mismo en los kilómetos 700 a 900 de la ruta 9. Sumamente peligrosa por tener groseras roturas en la cinta asfáltica, obligando a un “slalom” con el auto. Para ese entonces la noche estaba completamente cerrada y opté por seguir un auto que poseía mejores luces que el mío. Así los primeros 150 kilómetros, luego lo reemplazo yo al frente y así nos mantuvimos hasta Salta, donde yo paré en Rosario de la Frontera a comprar una Coca. Cuando intento retomar viaje hasta Salta me encontré que luego de 50km quedé totalmente extenuado, asi que preocupado por no dormirme al volante, pude completar el camino (30km más) hasta un puesto de peaje donde decidí pasar la noche. Salta Capital me quedaba a escasos pero imposibles 55km. 7AM desayuno en una YPF, me baño en la misma y opté ir a Jujuy directamente. Viaje tranquilo y una ruta fenomenal.

San Salvador de Jujuy me recibió lánguida, como cualquier ciudad pequeña en domingo. Así que no encontré lugar para conectarme a Internet. Estuve hasta el mediodía dando vueltas buscando algún cyber, pero nada che, ni uno. Lo único bueno fue en otra YPF donde me dejaron cargar las baterías del celular y de la cámara. Debí haber ido a Salta, allí hay 3 o 4 Shoppings, garantizando la apertura de locales con acceso a internet en algún locutorio. Habiendo sido despreciado por la capital Jujeña, decidí continuar viaje hasta Chile. Me detuve donde estoy ahora, Pumamarca, para encontrarme con el Cerro de los Siete Colores. Es tan lindo como dicen todos los que lo vieron. Además, acá si hay Internet. Aunque no tienen el cable USB que me olvidé en casa… así que fotos hasta que esté en una ciudad más grande.

El clima no es tan duro como esperaba, el precio de las cosas para la supervivencia, es el adecuado. Un agua 3$, una Coca 4$, la bolsa de caramelos surtidos sugus (gran elemento que distrae el cansancio). a 3.80$. Quiero decirles que ya estoy por encima de los 2100mts de altura, me encuentro con reacciones más lentas al igual que el Perlita que se la viene mancando todas. La cuesta es muy dura, pero ofrece un paisaje impecable.

Hasta el momento gasté unos 17 pesos en peajes y unos 80 litros de Diesel (240$). Y me queda ¾ de tanque para gastar en Chile, donde seguramente duerma en Atacama y busque estereo en Iquique.

La experiencia es agotadora, pero muy gratificante. Me voy a ir a sacar fotos al cerro. Nos vemos desde el otro lado de la cordillera y espero ahora si tener lugar para subir las fotos y videos.

Si le estoy errando al relato, díganme como encararlo. Agrazo de Palio, porque no tengo un Gol. =P

















12 comentarios:

  1. Qué bien que estés ya tan lejos. Qe siga todo excelente ^^

    ResponderEliminar
  2. ¿Ya estas tan lejos? Faaa...

    Espero que tu viaje místico siga sobre ruedas :)

    Seguiré leyendo, me gustó la redacción (y el contenido)

    Mingo

    PD: que garrón debe ser no tener música decente!!

    ResponderEliminar
  3. Que sigas en buen viaje, y te leeremos más tarde!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. No le estás errando al relato, el Dr. Tranka y yo, te damos el visto bueno =P.

    Un muy bien primer tramo, salvo por la rotura del stereo. Ojalá puedas arreglar ese tema pronto, para poder musicalizar el viaje, lo antes posible.

    Beso y abrazo, ván-ván.

    ResponderEliminar
  6. Qué lo parió, man!!!
    Bárbaro arrancó la travesía, je!
    Imperdonable haberse olvidado los de maicena...
    Bueno amigo, espero leer más novedades tuyas!

    Aguante Cerdá y el Perlita!

    ResponderEliminar
  7. ¡Me sorprende lo rápido que se llega tan lejos!
    Che, menos mal que la cabeza la tenés pegada sino también te la olvidabas... :P
    Mucha suerte!
    La flía Aguayo te está leyendo eh :P

    ResponderEliminar
  8. Federico (Alias Cokelo)18 de enero de 2010, 22:21

    Te felicito!!! Que travesía eh!!!??? Seguro que todavía te van a quedar mas anectdotas para contar. Suerte y un abrazo desde Río IV.

    ResponderEliminar
  9. Felicitaciones. Y te deseo que tengas un viaje sin problemas y llena de anecdotas lindas.
    Saludos de Julio_ce (CDP)

    ResponderEliminar
  10. Po suerte el viaje va sobre ruedas, estamos esperando el próximo comentario. Que la pases lindo

    ResponderEliminar
  11. Bajon lo de tu estereo... me soprendio eso que te hayas bañado en una YPF.. no sabia que las estaciones de servicio contaran con instalaciones de ese tipo :)

    Cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  12. Tarde pero seguro, siguiendo las crónicas del Illich.
    Me preocupé cuando en la tele dijeron que había quilombo en las ruinas...espero que estés bien. Sigo leyendo!

    ResponderEliminar