viernes, 5 de febrero de 2010

Última Etapa?: Fin de este viaje

Descubrí que no soy bueno para los finales. Invariablemente se trate de un exámen de facultad o de una situación realmente importante en la vida (sic), encuentro dificultades para entender que las cosas suelen terminar. De todas formas, en mi defensa, puedo decir que hay veces que tengo razones para no entender los finales y justificar el desconocimiento de ese fin.

Llegué el domingo tipo 20.30, y en menos de 12 horas estaba viajando por la Gral Paz al trabajo, ahí era evidente que el viaje había terminado. Ahora, sabía a que lugar iba y a que hora volvía y, como era el camino. Sabía que por la noche me iba a bañar, que por la tarde iba a poder comer. Era tanta la rutina que antes de que sucediera todo, ya podía hablarlo en pasado.

Pasan los días y sigo sin comprender la magnitud del viaje, mucha gente repite que me pasó de todo; y cada vez que lo escucho, afirmo que gracias a eso valió la pena semejante travesía. Lo importante era llegar, y no conforme con eso, volví. Quiero agradecer a todos aquellos que me leyeron silenciosamente y, en particular, a quienes comentaron. No voy a olvidar a quienes aún esperan pacientemente todas las fotos que finalmente hoy llegaron. Quiero decirles que ya actualicé todos los comentarios poniendo fotos en cada uno, incluso, videos explicativos o paveando.

Ayer, si es que aún me manejo bajo el imperio del tiempo, pensaba que sería aburrido someterme el año que viene a unas vacaciones tradicionales. Pensaba que encadenarme a la rutina sería un acto de torpeza. Por el momento puedo decir que estoy a 3 o 4 kilos de saltar en paraidas.... Repienso todo y creo que mientras espero, hay cosas para hacer.

Quiero agradecer a los chicos mochileros que me dieron cobijo como un amigo más del grupo, quiero agradecer a mi viejo, a mamá por el video del recibimiento, a dani por la eterna disposición de ayudarme, quiero agradecer al Palio y a todos los que me despidieron y me esperaron. También quiero agradecer a la Soledad, sin volverme loco, estuvo y me abrigó si hacía frío, me daba ánimos si estaba cansado y agua si tenía sed. Paciente y silenciosa supo darme el coraje, las fuerzas o la paciencia para resistir cuando la trama se volvía espeza.

Correte Alpaca dejará de actualizarse, pero seguramente volverá para cuando tenga otra "Crónica de una Locura". Por lo pronto, pueden encontrarme en ivan_cspol@hotmail.com








Consegí la foto que fui a buscar; consegí llegar donde nadie me esperaba.

10 comentarios:

  1. ¡Aparecieron las demás fotos! Grande Iván! A veces releo algún pasaje y la verdad, no deja de impresionarme. Como ya te dije en algún comentario, contagia. Como que a uno le empieza a agarrar por dentro una picazón y pienso, "yo me mando", y se empiezan a imaginar travesías...
    Las fotos están bárbaras, eran necesarias. Y no entendí eso de de "actualizar comentarios"... ¿¿WTF?? jaja

    Te agradezco en nombre de muchos por brindarnos este relato, excelente relato, mucho más que un relato.

    Y por el hecho de armar un blog: WELCOME TO INTERNET, jajaja

    ResponderEliminar
  2. Un placer haber sido una de los tantos que te acompañaron en la lectura de tus aventuras, Ivan.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  3. te felicito por animarte a este gran viaje, me leí todos tus posts y se nota que fue una gran experiencia.
    Un saludo, que estes muy bien, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  4. ivanchooo! soy fede, uno de los famosos "mochileros" jaja acabo de leer todo el relato del viaje..la verdad q esta muy bueno! muy bien contado, con todos los detalles..un gusto haber compartido con vos esos dias alla! q seria de nosotros si no nos hubieras levantado! seguiriamos esperando q se levante el paro en peru jaja abrazo grande! nos estamos viendo..y saludos al perla..

    ResponderEliminar
  5. El Fefe de la gente!. gracias a ustedes por hacerme un lugar entre ustedes.

    ResponderEliminar
  6. Y ahora? Cuándo vamos a patear pingüinos, pa?
    Te firmo después de mucho tiempo, solo para que sepas que te leí desde el primer día. Y que te amo y esas cosas. Cosas que te digo todos los días. Que tengo la suerte de poder decirte todos los días. Gracias por acompañarme en esta vorágine que son mis 18 años. Te amo.

    ResponderEliminar
  7. Fenomenal el relato, veloz pero con detalles interesantes.

    ResponderEliminar
  8. Después de mucho tiempo escrito, encuentro tu relato. FANTÁSTICO. También me gusta viajar, por el momento recorriendo argentina. Espero, en el invierno del 2013, llegar a MP de la misma manera que lo hiciste.

    Un abrazo
    Fernando

    ResponderEliminar